Reflexión en tiempos de pandemia

Durante este tiempo en que la pandemia del COVID-19 nos ha obligado a enclaustrarnos, también nos ha permitido buscar alternativas para enfrentar los cambios bruscos en nuestro diario vivir y que de acuerdo con nuestra propia actividad hemos tenido que hacer, como:

 

- Mayor tiempo dedicado a escribir y leer,
- Comunicación más continua con nuestra familia y con nuestras amistades, como antes no lo hacíamos
- Tiempo para disfrutar más con padres, hermanos, hijos o nietos,
- Realizar nuevas actividades,
- Reflexionar sobre nuestra propia existencia, valorando lo hecho o decepcionado del tiempo perdido
- Mayor utilización de las redes sociales o en otros casos aprender a conocerlas y manejarlas,
- Reflexionar sobre la vida humana y su comportamiento en la post pandemia,
- Imaginarse en qué estado quedarán las diferentes economías en el mundo y que será de ellas en la post pandemia,
- Auto interrogarse sobre que va a hacer de nuestra vida y en que se puede ayudar en la post pandemia, y así
- Cada uno actuando y pensando según su propia formación y actividad económica y en el entorno en que se mueve.
- Pero, probablemente, lo que más tiempo nos ha ocupado ha sido el de escuchar y ver toda la “información” que recibimos por las diferentes redes sociales (llámense Facebook, Twitter, Linkedin, Messenger, Guanxi, Websites, WhatsApp, Unience, Pinterest, Blogger, Plurk, Dogster, Wipley, Doppir, Latitud, Tinder, etc.), inclusive por la radio y la televisión.

Lo cierto es que en este tiempo de “recogimiento obligatorio” debimos hacer clasificaciones y análisis de lo visto y oído para poder digerir y comprender lo que está sucediendo y el cómo debiera ser nuestro
comportamiento a futuro, porque lo cierto es que muchos de los cambios que hubo necesidad de hacer se van a quedar para siempre; todo ello junto con un análisis de nuestra propia existencia.
 
Ahora bien, nosotros los profesionales egresados de la Universidad Santo Tomás de Colombia, con formación humanista, fundamentada en valores y principios, ¿cómo podemos participar para ayudar en el
nuevo modo de vida de las personas? y ¿cómo debiera ser el manejo económico, financiero y político de la Colombia que todos queremos?

Porque, como personas preparadas y con títulos profesionales en diferentes áreas del conocimiento, debemos pensar en una mejor convivencia, en un mejor nivel de vida para todos, poniendo en práctica nuestra formación en principios y valores al servicio de la comunidad en general para orientar y evitar anarquías y extremos que acaben con un país tan hermoso como lo es Colombia; somos nosotros los obligados a ser protagonistas a través de los buenos mensajes y la proactividad en nuestras acciones. 

No sé ¿cómo está conformada nuestra genética?, pero lo cierto es que fuimos formados dentro de la  humanística dominicana y la historia en Colombia nos muestra que la comunidad de los padres dominicos, desde su llegada a América y en todas sus enseñanzas siempre inculcó actuar con principios y valores, lo que nos hace actores principales en la actual coyuntura tanto en lo social como en lo
económico y para ello existen las redes sociales, las que podemos utilizar para transmitir mensajes proactivos, objetivos y bien intencionados.

Todos nosotros, los diferentes profesionales y las asociaciones de egresados de cada programa académico podemos manifestarnos con ética, respeto y fundamentados en la verdad, sobre los diferentes
aconteceres en el país: sociales, económicos, legales, financieros, etc, fuimos preparados en ello y el egresado tomasino es profesional y respetuoso en su actuar.

Si nos remontamos al objetivo estatutario de la Asociación Nacional de Profesionales Tomasinos PROUSTA, en su artículo 6º, estipula lo siguiente: “PROUSTA tendrá como OBJETIVO: Procurar la participación y afiliación de los profesionales tomasinos egresados tanto del pregrado como del
posgrado, presencial o a distancia y de los estudiantes que cursen uno de los dos últimos semestres en la Universidad, a la Asociación o Capítulo de Egresados a la cual pertenezcan, promoviendo su vinculación, para así constituirse en la primera tribuna de opinión nacional en temas de carácter público y/o privado.”. Por tanto, por enésima vez hago la invitación a todos los miembros de las asociaciones vigentes de egresados, de los diferentes programas académicos, para que coadyuben en el crecimiento de afiliados y para que expresen sus opiniones utilizando la página WEB de PROUSTA, pero siempre con respeto y altura.

La Universidad Santo Tomás de Colombia debe saber que siempre contará con el apoyo de PROUSTA y el respaldo de sus egresados y que estaremos presentes en el momento que seamos requeridos.

¡Somos orgullosamente tomasinos!

Eco. JORGE ALFONSO SASTOQUE POVEDA
Presidente Consejo Directivo Nacional PROUSTA